The Morning Show pavimenta el camino hacia el futuro de la TV

Apple TV + se estrenó con una variedad de series, para todos los gustos y edades, muy pero muy lejos del catálogo de Netflix o su reciente competencia Disney +, pero con un paso firme, buenas historias, grandes guiones y una factura impecable, y su primer carta se llama The Morning Show.

Habiendo vivido de cerca lo que representa producir un morning show y los entretelones e historias detrás, la idea me atrapó de inmediato, sin embargo, este programa va mucho más allá, es un retrato vívido de la sociedad actual, de la lucha de géneros, del status quo y de la tan real “doble moral” en la que vivimos, sin dejar de lado la lucha de poder, el ego y tantos y tantos problemas que ha enfrentado siempre la humanidad, pero que hoy en día están claramente en un punto de quiebre.

La premisa es muy sencilla, un escándalo de “Me Too” salpica al famoso y carismático conductor del morning show líder de la tv estadounidense, su despido es inmediato, con todo lo consecuente. La historia se centra en cómo se vive el terremoto y el tsunami que causa a su paso. 

Lo que la hace diferente, un gran guión, diálogos inteligentes, la manera en que relacionan hechos actuales de la vida real con la historia, actuaciones impecables, y un tema social que sigue siendo súper vigente: el acoso sexual, el machismo y el abuso de poder en el trabajo

Mis favoritos, sin duda, y a pesar de ser el villano del cuento, Mitch Kessler (Steve Carell), tiene esos matices en donde de entrada te cuesta trabajo odiar al famoso comediante, pero conforme avanza la serie y las situaciones, dudas, y hay momentos en que incluso lo crucificas, para luego, volver a dudar.

También los personajes de Reese Whiterspoon (Bradley Jackson), quién representa a esta mujer fuerte que siempre lucha por la verdad y lo correcto, y no tiene pelos en la lengua; y el de Billy Crudup (Cory Ellison), quién interpreta a un ejecutivo bastante fuera de lo común, se divierte y toma decisiones sin importarle las consecuencias, y la mayor parte del tiempo, acierta, es cínico, sarcástico y un gran estratega

Lo que me quedaría a deber, pues en realidad, hasta ahora, no he encontrado el negrito en el arroz, sé que la crítica ha sido dura con la serie, y la verdad, no entiendo muy bien porqué, quizá estoy un poco sesgado por conocer más de fondo el medio, pero aún así, siento que la historia es universal, aunque me queda la duda hasta dónde la van a estirar, que normalmente es ahí en donde suelen perderse. 
Por lo pronto, buena apuesta de Apple TV +, una razón muy fuerte para suscribirse a la plataforma de streaming.